Japón se llena de máscaras por la “fiebre del Heno” y la contaminación

mascarapanda-300x400En estos días Japón se está convirtiendo en un mar de máscaras quirúrgicas debido al pólen de las flores, los gérmenes e incluso por los contaminantes que provienen de China. Máscaras simples, de alta tecnología, perfumadas, en color rosa y morado.

El instituto de investigación Yano Research dice que las máscaras es un mercado de 26 billones de yenes (274 millones USD). El líder de la industria, Kowa Co., dice que planea quintuplicar la producción este año. “Parece que la mitad de la gente lleva máscaras ahora”, dijo el empresario Masahiko Haneda, cuyo jefe le ha advertido que debe usar una máscara en el trabajo cada vez que tiene gripa.

La razón más importante para cubrirse la cara es la llamada “fiebre del heno”. mascarastokyo Los niveles de pólen en Japón son cinco veces superiores a las de la pasada primavera, gracias al verano caluroso del año pasado y a un aumento repentino de la temperatura de este mes, que ha causado que el cedro japonés y el ciprés hinoki – los principales culpables – liberen el pólen. “El pólen es muy malo este año”, dice Takeshi Nunomura, quien dijo que tose constantemente por la noche y no puede dormir si no usa una máscara durante el día. Los gérmenes son otra razón.

Cuando un japonés tiene un resfriado, a menudo usa máscaras para evitar toser o estornudar sobre los demás en los apretados trenes y en la oficina. Aunque algunas personas perfectamente sanas también usan máscaras para evitar la inhalación de gérmenes. Este año, se suma la alarma sobre pequeñas partículas de contaminación llamadas PM2.5, que pueden penetrar profundamente en los pulmones. Mientras que el Ministerio de Medio Ambiente dice que el nivel de las partículas PM2.5 es casi el mismo que el año pasado, los medios han señalado que gran parte de esta contaminación proviene de China.

Eso ha ayudado a impulsar la demanda de las máscaras. tiposmascaras “Dicen que muchas de estas máscaras no pueden bloquear esas partículas diminutas, pero me hace sentir mejor usarlo”, dijo Saori Takeuchi, una mujer de Tokyo quién iba acompañada de su hijo de 9 años de edad, también con un máscara. Las farmacias ofrecen docenas de tipos de máscaras, muchos aseguran que “bloquean el 99 por ciento” del pólen, gérmenes y el polvo. Las máscaras Tipo N95 están diseñadas específicamente para bloquear PM2.5, son más difíciles de encontrar que otras y son muy costosas, entre 400 y 500 yenes ($ 4.25-$ 5.30 USD) por cada una. Pero los fabricantes de máscaras se apresuran a producir para reducir el costo. Hay máscaras diseñadas para encajar cómodamente alrededor de la nariz, de modo que no se empañan los anteojos.

Iris Ohyama ofrece máscaras perfumadas, de menta, mentol, toronja, lima y naranja. Algunos dispositivos de control de polen no son máscaras. Hay pequeños tapones que se colocan en las fosas nasales. Hay una crema-spray, una empresa vende una pequeña bolsa de productos químicos que se usa como un collar y se supone que forma una burbuja de control de polen alrededor del usuario. mascaritas Las máscaras son muy populares en Japón, porque son una forma barata y fácil de evitar que el pólen entre en la nariz y pueda causar una reacción alérgica, dice Shigeharu Fujieda, un especialista en alergias de la universidad de Fukui, “Las máscaras son muy eficaces. Son baratas y seguras. Al parecer, se adaptan a la forma de pensar de muchos japoneses”, dijo.

Mientras que Fujieda dijo que no estaba particularmente preocupado por la contaminación proveniente de china, sí dijo que podría considerarse la fiebre del heno, debido a que puede irritar la nariz, incluso después de que disminuyen los niveles de pólen en el aire. mascaras Últimamente, los niños menores de 5 años han desarrollar fiebre del heno, dijo Fujieda. El calentamiento global parece estar jugando un papel en la producción de pólen, dijo Norio Sahashi, director de la Asociación de información sobre el polen en Narashino, prefectura de Chiba. Veranos más calurosos en los últimos años están causando que los árboles produzcan más pólen, dijo. A medida que el agravamiento de la fiebre del heno ha crecido, las máscaras se han convertido en parte de la vida cotidiana japonesa. Yoshifumi Yamamoto es un vendedor que ha usando máscara los primeros cuatro meses del año, durante 20 años, principalmente para protegerse contra los gérmenes, el pólen y el frío. Se pone su máscara para acudir al trabajo y afirma: “Los clientes no parecen tener ningún problema con la máscara”, dijo, “Todo el mundo sabe que es temporada de fiebre del heno”.

Fuente: JS/YEA

Impacto Semanal l Desde Japón para el mundo l Prensa Oficial Peruana en Japón l Noticias de Japón l Noticias Japon

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar