El canciller surcoreano cancela un viaje a Japón por una disputa histórica

japonEl ministro de Exteriores surcoreano, Yun Byung-se, ha cancelado su viaje a Tokio planeado para esta semana en protesta por la visita de las autoridades niponas al santuario de Yasukuni, donde se rinde culto a protagonistas de la ocupación japonesa de Corea.

“En este ambiente, nuestra postura es que va a ser difícil mantener un debate productivo y Yun decidió no visitar Japón en esta ocasión”, indicó un alto funcionario surcoreano a la agencia local Yonhap.

Varios ministros japoneses han visitado los últimos días este santuario sintoísta donde se honra a los caídos en las contiendas bélicas, mientras el primer ministro, Shinzo Abe, realizó un ofrenda al templo, un árbol para rituales, lo que ha generado malestar en Corea del Sur, donde existe un marcado rencor histórico hacia su vecino.

Concretamente la fuente del Gobierno surcoreano calificó como un “acto irresponsable” la visita a Yasukuni del vice primer ministro, Taro Aso, y remarcó que el canciller de Seúl “tenía por objeto establecer una dirección (política) entre los nuevos gobiernos de Corea y Japón” durante su visita.

Yun Byung-se tenía previsto aterrizar este viernes en Tokio para una visita de dos días en la que se iba a reunir con su homólogo japonés, Fumio Kishida.

Previamente a revelarse la cancelación de este viaje, el portavoz de Exteriores de Seúl criticó duramente la visita de los ministros japoneses al santuario “que glorifica las guerras de agresión del pasado de Japón y venera a sus criminales de guerra”, apuntó.

En Yasukuni se rinde culto a héroes militares, incluidos oficiales acusados de cometer crímenes contra la humanidad en la II Guerra Mundial.

Es por esta razón que países como China o Corea del Sur critican duramente las visitas al templo al considerarlo un símbolo de la opresión colonial japonesa durante la primera mitad del siglo XX y un monumento al militarismo japonés.

Además, Corea del Sur y Japón han mantenido tiranteces en sus relaciones diplomáticas durante el último año por la disputa territorial de las islas Dokdo/Takeshima, gobernadas de facto por Seúl y reclamadas por Tokio, entre otros contenciosos históricos sin resolver.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar